Internacional

Desde las cenizas… Chapecoense regresa a la primera división del futbol brasileño

La victoria del martes los devuelve a la mesa principal y provocó celebraciones en la pequeña ciudad del sur.

La Asociación Chapecoense de Futbol o simplemente “Chapecoense”, regresó a la primera división del futbol que perdió la mayor parte de sus jugadores en un accidente aéreo en 2016, ascendió a primera división de Brasil el martes después de pasar un año en la segunda división.

El club de Chapecó venció a los rivales estatales Figueirense 2-1 para garantizar un lugar entre los cuatro primeros en la Serie B, con cuatro juegos restantes y la promoción para la temporada 2021.

Chapecoense perdió casi todo el equipo del primer equipo y varios directores y personal auxiliar cuando su avión que se dirigía a Colombia para la final de la Copa Sudamericana se estrelló en una ladera en las afueras de Medellín.

El desastre llamó la atención de la comunidad futbolística mundial y generó ventas de camisetas y productos de los equipos en todo el mundo. Equipos como el Barcelona organizaron partidos benéficos y recaudaciones de fondos para ayudar al club.

Aunado a esto, su presidente, Paulo Magro, murió a los 59 años víctima de covid-19, el pasado 30 de diciembre, según informó el club brasileño.

Magro estaba ingresado en una unidad de cuidados intensivos de un hospital de la ciudad de Chapecó (sur de Brasil) desde el 18 de diciembre por complicaciones en su estado de salud provocadas por el coronavirus.

Aunque su presupuesto es una fracción del de los clubes de las grandes ciudades de Brasil, el equipo rápidamente reconstruido del Chapecoense siguió siendo competitivo en la máxima categoría hasta que fueron relegados en diciembre de 2019.

La victoria del martes los devuelve a la mesa principal y provocó celebraciones en la pequeña ciudad del sur.

El cuadro brasileño, fundado en 1973, ha recibido cualquier cantidad de muestras de afecto y solidaridad luego de la tragedia.

Con una deuda de 500 mil dólares en 2005, el club de la ciudad de Chapecó estuvo a punto de desaparecer, pero fue rescatado por empresarios del ramo agropecuario, saneó sus cuentas y disfrutaba de sus consecutivos hitos deportivos.

El equilibrio de las cuentas del club y el apoyo de los aficionados en esta ciudad del estado de Santa Catarina, próximo a la frontera con Argentina, permitió una recuperación económica y una ascensión fulgurante del “Chapeco” hacia la división de oro del futbol brasileño.

En apenas cinco años el equipo logró subir cuatro divisiones, de la D a la A, y a una jornada para concluir el campeonato brasileño ocupaba una honrosa novena posición, la mejor de su historia, con 52 puntos en 37 partidos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: