Internacional

Maradona, el ídolo del pueblo y amigo de la izquierda

Y de una manera casi de risa, Maradona abandona este mundo un miércoles 25 de noviembre, previo al Día de Gracias (celebrado en países anglosajones), igual que su amigo Fidel Castro, y que lejos de los reportes de Black Friday y consumo de los próximos días, la noticia seguirá siendo: “Murió D10S”.

Mucho se puede recordar de Diego Armando Maradona: su campeonato con la selección Argentina, el gol del siglo durante el Mundial de México 86, la “Mano de Dios”, pero era un hombre de izquierda, amigo de Chávez, de Fidel Castro y hoy ya no está.

Un hombre, que pese a sus excesos y a sus controversias, se le recuerda como una persona que sintió afinidad por las causas sociales, y aunque no precisamente amigo de los estadistas del siglo XX, mantuvo un lazo especial con el gobierno de Fidel Castro, y manifestó apoyo con el movimiento bolivariano de Hugo Chávez, estuvo cerca del kirchnerismo en Argentina, tanto de Néstor, como de Cristina, ondeaba bandera por Daniel Ortega en Nicaragua, se alió con José Mujica para protestar contra la sanción a Luis Suárez, celebró la liberación de Lula en Brasil, condenó el golpe de Estado en Bolivia.

Una de sus anécdotas célebres fue cuando criticó al Vaticano, cuando Juan Pablo II era el Papa: 

“Entré y vi el techo de oro. Y me dije cómo puede ser tan hijo de pu… de vivir con un techo de oro y después ir a los países pobres y besar a los chicos con la panza así. Dejé de creer, porque lo estaba viendo yo”, contó  en su autobiografía llamada “Yo soy el Diego”.

Sin embargo, años después cuando fue nombrado el papa Francisco, Maradona retomó su confianza en la Iglesia para decir: “De ahora en adelante soy el capitán del equipo de Francisco”.

Su inclinación a la izquierda lo llevó a tatuarse a “El Ché” y a Fidel Castro, a quien reconocía como uno de sus mejores amigos.

Y de una manera casi de risa, Maradona abandona este mundo un miércoles 25 de noviembre,  previo al Día de Gracias (celebrado en países anglosajones), igual que su amigo Fidel Castro, y que lejos de los reportes de Black Friday y consumo de los próximos días, la noticia seguirá siendo: “Murió D10S”.

Y aun así, en el año de la pandemia de covid-19, el Diego hizo un llamado a los políticos y pudo recriminar varias cosas.

Manifestó que está totalmente a favor de un “impuesto a la riqueza”, una medida impulsada por los diputados y senadores oficialistas argentinos.

“En este país hay ricos y pobres. El que tiene se la guarda y el que no pide por la calle. Estoy a favor de su aplicación. Totalmente. Hay que equiparar las cosas”, dijo en entrevista en el canal C5N.

“En Villa Fiorito está todo igual. Lo único que no cambió son las ganas de comer de la gente. Con todo el dinero que se han robado no hicieron nada para la gente. Los ricachones se llevaron todos los verdes”, agregó.

Podemos decir que a “El Pelusa” sólo le faltó fundar un partido político, y me atrevo a decir que hubiera logrado la presidencia, pero seamos honestos, los dioses no quieren ser mandatarios, porque deben seguir creando.

Hasta la eternidad, Diego…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: