Internacional

Estas son las claves para tomar en cuenta de las elecciones presidenciales de EU

Para entender qué se va a elegir y de qué manera se va a hacer, te explicamos de una manera puntual que debes esperar de las elecciones.

Entre la reelección de Donald Trump o la de Joe Biden, un viejo conocido demócrata, se celebran este martes las elecciones presidenciales de Estados Unidos, las cuales están marcadas por varios puntos que debemos tomar en cuenta.  

¿Qué y por qué se vota?

Según la constitución estadounidense, el primer martes de noviembre cada cuatro años se celebran elecciones presidenciales.

Los votantes eligen al nuevo jefe de Estado, pero también se decide la composición de gran parte del Congreso, una decena de gobernadores y algunas iniciativas populares.

En la Cámara de Representantes se renovarán los 435 escaños disponibles. Actualmente, los demócratas cuentan con mayoría (237-197). Nancy Pelosi, presidenta del recinto, ya anunció que buscará seguir al frente. De acuerdo a los sondeos nacionales, el Partido Demócrata podría ampliar esa mayoría.

Además de buscar la reelección de Trump, otra batalla de los republicanos será mantener su mayoría en el Senado, al que controlan actualmente con un estrecho margen de 53-47. En estos comicios se renovarán 35 de los 100 senadores; de esos 35, 23 están en manos de los republicanos.

Para un presidente es clave que el control de su partido tenga mayoría parlamentaria, ya que de lo contrario se enfrentaría con varias trabas al momento de tratar temas legislativos o planes del presidente entrante.

Además, los estadounidenses también elegirán a los gobernadores de 11 de los 50 estados del país: Missouri, Montana, Carolina del Norte, Nuevo Hampshire, Virginia Occidental, Delaware, Indiana, Dakota del Norte, Utah, Vermont y Washington.

¿Cómo se define el resultado?

El sistema electoral en Estados Unidos es indirecto. Aunque en las boletas los nombres de los candidatos, los votantes eligen a los representantes de su estado en el Colegio Electoral, que es el órgano encargado de designar al presidente y el vicepresidente.

Es decir, una victoria en el voto popular no le asegura al candidato su llegada a la Casa Blanca. En 2016, por ejemplo, la demócrata Hillary Clinton cosechó casi tres millones más de votos que Trump. Pero eso no lo alcanzó, ya que logró 227 votos electorales, frente a los 304 de Trump.

Los votantes eligen a los 538 miembros del Colegio Electoral, que son los encargados de elegir al presidente. El candidato necesita al menos 270 de esos electores para ganar la elección. Cada estado tiene asignado un número fijo de electores, proporcional a su población, y a los congresistas y senadores que envía al Congreso: California es el que más aporta, con 55, mientras que Alaska, Delaware, Montana, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Wyoming y Vermont sólo contribuyen con tres electores.

La mayoría de delegados respetan la regla del “winner-takes-all” (“el ganador se lleva todo”) y conceden todos los votos de su estado al candidato que logra la mayoría absoluta en los votos populares.

Por ejemplo, si en California Biden le llega a ganar a Trump -o viceversa-, se quedará con los 55 electores de ese estado. Las excepciones son Maine y Nebraska, que distribuyen sus siete votos de forma proporcional.

Texas (38), Florida (29) y Nueva York (29) son otros de los estados con el mayor número de electores.

Voto por correo

Con el objetivo de evitar asistir a centros de votación abarrotados, en los últimos días se registró un incremento masivo en votos por correo y votos adelantados. 

Los datos recolectados por el U.S. Elections Project de la Universidad de Florida indicaron que hasta la mañana del domingo votaron anticipadamente el 66.8 por ciento de todos los electores que votaron en 2016, incluidos el voto anticipado y los que votaron el día de la elección hace cuatro años.

Según detallaron las autoridades, entre el total de los anticipados (93 millones 131 mil 17), 59 millones fueron por correo y 34 millones en persona.

El proyecto de la universidad, que se ha convertido en referencia para el monitoreo de la votación anticipada, detalla la afiliación política de los sufragios ya emitidos: 45.6 por ciento de votos registrados como demócratas, 30.3 por ciento, como republicanos, 0.7% de otros partidos y 23.4 por ciento sin afiliación política.

Este sistema de votación también ha sido tema de debate luego de que Trump asegurara que podría resultar en un fraude electoral. En julio, a través de sus redes sociales, el presidente norteamericano cuestionó la integridad del voto por correo, y sostuvo que las de este año serían las elecciones “más inexactas y fraudulentas de la historia”. “Los buzones van a ser robados, las papeletas serán falsificadas e incluso impresas ilegalmente y firmadas de forma fraudulenta”.

¿Cuándo se conocerá al ganador?

Con este método de votación, el conteo de sufragios podría ser relativamente lento. Algunos estados adelantaron que podrían reportar sus resultados la noche del 3 de noviembre; en otros, en cambio, podría tomar más tiempo.

Casi la mitad de los estados aceptará boletas que lleguen por correo durante unos días después de la elección, siempre y cuando hayan sido enviadas antes de la fecha límite.

Los resultados preliminares en algunos estados clave podrían dar suficiente información para estimar quién sería el ganador. 

Sin embargo, los medios de comunicación tendrán especial cuidado al proyectar ganadores porque esos resultados preliminares podrían no ser suficientes para contar con un panorama completo.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: