Finanzas

Fallece Lee Kun-hee, presidente de Samsung y el hombre más rico de Corea del Sur

Lee será recordado como el hombre que heredó un gran conglomerado y lo convirtió en un titán multinacional, con el gigante tecnológico Samsung Electronics al frente.

Lee Kun-hee, presidente de grupo Samsung, falleció el sábado a los 78 años de edad en su casa en Corea del Sur.

De acuerdo con un comunicado de la empresa, Lee falleció acompañado por su familia, incluyendo a su hijo mayor y vicepresidente del grupo, Lee Jae-yong, que ha estado al frente del conglomerado desde que éste enfermó hace seis años tras sufrir un infarto y que se espera herede oficialmente su cargo.

Lee Kun-hee, tercer hijo varón del fundador de Samsung, Lee Byung-chul, poseía la mayor fortuna de Corea del Sur, calculada en más de 20 mil millones de dólares, según Forbes, y para muchos llegó a ostentar en un momento dado más poder e influencia que los presidentes del país asiático.

Lee heredó un gran conglomerado y lo convirtió en un titán multinacional, con el gigante tecnológico Samsung Electronics al frente.

El empresario nació en los últimos años de la ocupación japonesa, en 1942, en Uiryeong, condado de la provincia de Gyeongsang del Sur (sureste del país) donde su familia poseía grandes extensiones de tierra.

Su padre había aprovechado el capital familiar para fundar en 1938 una empresa de comercio de alimentos a la que llamó Samsung (“Tres estrellas” en coreano) y que en muy poco tiempo pasó a hacer negocio con casi cualquier tipo de mercancía.

Tras cursar estudios universitarios en Japón (al igual que su padre) y Estados Unidos, Lee Geun-hee comenzó a trabajar para Samsung en 1968, justo en la época en la que el consorcio comenzó a fabricar electrónica de consumo.

Dos décadas después, en 1987, asumía la presidencia del grupo tras la muerte de su padre y tras imponerse en el proceso sucesorio a sus dos hermanos mayores.

A mediados de 1993 presentó su famoso plan de “Nueva gestión” en una reunión celebrada en un hotel de Fráncfort en la que aparentemente exhortó a los ejecutivos presentes que cambiaran “todo excepto a sus mujeres e hijos”.

Esa estrategia para “competir en calidad y no en cantidad” acabó por lograr que Samsung Electronics pasara de ser una empresa que producía televisores de segunda a convertirse en el mayor fabricante de chips de memoria y de teléfonos del planeta.

El plan de “Nueva gestión” es considerado hoy la Biblia del conglomerado, que en su centro de recursos humanos en Seúl tiene una réplica de la sala de reuniones de Fráncfort que visitan los nuevos reclutas de Samsung cuando reciben los primeros cursos de formación.

La vida de Lee como presidente del mayor “chaebol” (los gigantescos conglomerados familiares surcoreanos) nacional y como símbolo de la modernidad económica de un país que hoy tiene el doceavo mayor producto interior bruto (PIB) del mundo, también tiene sus puntos sombríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: