Tendencias

No es comercial… pero ¿por qué Little Caesars genera reacciones violentas entre sus clientes?

No es la primera vez, y supongo que tampoco la última, en la que veamos actos de prepotencia en algún negocio; sin embargo, llama mucho la atención la conducta de algunos consumidores de una cadena en particular.

Durante el lunes se hizo viral el video de un hombre que agredió a trabajadores de la cadena Little Caesars, en Ciudad Juárez, Chihuahua, tras negarle la venta de una pizza por no portar el cubrebocas.

El cliente, que fue apodado “#LordPizza” publicó un video “dando su versión de los hechos” y señaló que, aunque no llevaba cubrebocas,”la actitud del personal no era la mejor”.

De cualquier forma, cualquier hecho que llegue a la violencia y que involucre amenazas, o incluso armas de fuego, debe ser cuestionada y rechazada.

Aunque esta actitud sería tomada como una arranque de prepotencia casual, las historias de este tipo se repiten con este mismo establecimiento.

En junio, una mujer insultó, agredió y maltrató mobiliario de un local de Little Caesars ubicado en Naucalpan, Estado de México, luego de que los encargados del establecimiento se negaran a venderle una pizza porque “no portaba el cubrebocas”.

Recordemos que las autoridades sanitarias del país indicaron el protocolo para hacerle frente a la pandemia del Covid-19 y hacen obligatorio el uso de cubrebocas para el ingreso a comercios, oficinas, hospitales, sólo por mencionar algunos.

En abril, de nueva cuenta la cadena de pizzerías se convirtió en noticia, debido a que en plena crisis sanitaria, los consumidores abarrotaron sus establecimientos para comprar promociones de producto con motivo del día de niño.

La fórmula Little Caesars

Aunque este concepto de negocios se caracteriza por ofrecer pizzas listas en el momento y a bajo costo, su reingreso al mercado mexicano en 2007, le ha generado un crecimiento interesante en cuanto a ventas y establecimientos.

Esta estrategia le permitió pasar del lugar número 10 en el mercado, con una participación de menos de 1 por ciento en 2012, al lugar número dos en 2017, con una participación de 14.3 por ciento, lanzando al tercer lugar a Pizza Hut, con 13.5 por ciento, según cifras proporcionadas por Euromonitor.

La rentabilidad en el negocio de la comida rápida es muy alta, pues al comprar un volumen mayor de materias primas pueden reducir sus costos.

Sin embargo, este mismo concepto ha generado denuncias ante instancias como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco),  luego de que sus usuarios evidenciaran problemas con la frescura y calidad de sus alimentos, incluso situaciones relacionadas con problemas de plagas en sus cocinas.

Hay clientes difíciles, que por supuesto, deberían dejar de serlo, ya que son personas que continuamente alteran la tranquilidad, afectan e incomodan a los buenos clientes, y crean experiencias indeseadas y reciben más atención, a costa de servir a aquellos que merecen toda la dedicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: